Como hacer reír a mi bebé

Cómo hacer reír a mi bebé

Desde tu tienda de ropa para bebé seguimos investigando artículos cortos e interesantes para que te ayuden en la tarea de sobrevivir a tu etapa como papa y mamá. Os dejamos este post de mi bebe y yo, esperamos que os de ideas para entretener a vuestro niño o niña en esos momentos de aburrimiento inesperado.

En los primeros años de vida, el desarrollo del niño se produce, sobre todo, a través del juego y de la diversión. Te proponemos muchos juegos para que los más pequeños ¡no paren de reír!

Cuando un bebé ríe, quiere decir que está feliz, tranquilo y a gusto con el ambiente que le rodea. Los juegos que le hacen reír son muy variados, y dependen de la edad y de la etapa de crecimiento psicológico y cognitivo del pequeño. Te ofrecemos juegos adaptados a cada edad del niño, para que despiertes su sonrisa, al tiempo que estimulas su desarrollo. ¡Que empiece la diversión! 

·         La arañita: Este juego se recomienda a partir de los tres meses de edad. Imita con los dedos una araña que camina y acércala al niño entonando con aire “dramático”: “Llega la arañita Juanita para picar la… ¡barriguita!” (o el bracito o el culito, etc.). Después de algunos segundos de excitante espera, el pequeño “agradecerá” con un sobresalto que le toques la parte del cuerpo descrita en la canción; entonces, debes hacerle cosquillas.

·         Carrera en familia: Este juego se recomienda a partir de los cuatro meses. Reúne a papá, los tíos, los abuelos y, por turnos, poneos delante del bebé. Cada uno deberá hacer las muecas más sorprendentes de las que sea capaz. Gana quien suscite más risas en el pequeño espectador. ¡Y mucho mejor si consigue que éste le imite!

·         El avión: Este juego se recomienda a partir de los seis meses. Este juego es un clásico: el papá sostiene al niño por debajo de los brazos y, aguantándole su barriguita, le hace hacer vuelos acrobáticos por la habitación. Dos detalles indispensables: el papá debe imitar el ruido de la hélice y siempre debe haber algún “bache” de aire, para que la travesía sea más emocionante.

·         El hidromasaje: Este juego se recomienda a partir de los ocho meses. Consigue un pequeño tubo de plástico, tipo cerbatana, y, durante el baño, sumérgelo y provoca una pequeña tormenta de burbujas. Después, invita al niño a que lo intente él también (seguramente, no lo conseguirá, pero las “pedorretas” acuáticas le harán reír a carcajadas). Después, empieza la segunda parte del juego: ¡el hidromasaje! Para ello, hazle cosquillas con las burbujas por todo el cuerpo.

·         Los títeres: Este juego se recomienda a partir de los 18 meses. El niño está desarrollando la capacidad simbólica y ya está listo para sus primeras representaciones teatrales. Elige unos calcetines viejos y pinta en ellos con rotuladores las caras de los familiares, destacando los rasgos principales. Introduce las manos en los calcetines y representa algunas escenas cotidianas típicas y divertidas (por ejemplo, cuando papá se enfada porque, como sucede normalmente, no encuentra el periódico). 

·         No me hagas reír: Ideal a partir de 36 meses. Hay que jugar con tres o cuatro amigos: todos deben estar sentados en círculo, excepto el que, por turnos, deberá estar en el centro y mantenerse serio, mientras que los demás intentarán hacerle reír. No está permitido tocarlo. Sin embargo, se pueden decir tonterías, y hacer muecas y pedorretas. Si el niño que está en el centro se ríe, aunque sólo sea una media sonrisa, quedará eliminado y volverá al grupo. Gana quien permanece serio más tiempo. 

·         Palabras, palabras: A partir de 48 meses. Cuando el niño empieza a dominar el lenguaje, se divierte cambiando las palabras o inventándose algunas nuevas. ¿Por qué no “obligarle” a tropezarse en las palabras con un trabalenguas? Empieza tú primero a recitarlo, para dar el inevitable mal ejemplo. Otro juego de diversión asegurada es elegir una canción de moda y entonarla, primero, todos juntos y, después, por turnos. Gana quien se “equivoque” con más fantasía.

Fuente: mibebeyyo.com

Foto: Okchicas