¿Tu bebé tiene sentido del humor?

¿Los niños tienen sentido del humor?

¿Te has preguntado alguna vez si tu hij@ tiene sentido del humor? Sí, se ríen mucho, pero ¿de qué? En este artículo te desvelamos las diferentes fases en las que tu hijo desarrolla su sentido de la felicidad y bienestar, y datos de interés.

Resumimos lo que significa sentido del humor: “La actitud que adopta una persona en la conquista de su felicidad”; el humor es uno de los pilares esenciales en el desarrollo del bienestar. 

Destacamos varias etapas: A los 6 meses, se ríen fácilmente de muecas, sonidos nuevos, cantando… y hasta los 3 años, el “cachondeo” funciona todo el tiempo. Después, a partir de ahí, los juegos de palabras y la burla integran gradualmente su modo de comunicación. Y cuando el límite entre la risa y la burla coquetea con su sensibilidad, es un acto de equilibrio que los padres debemos dominar y tomar muy en serio ;-)

¿Aprendemos el humor mientras aprendemos a caminar?

Es de bien sabido que los bebés aprenden imitando. Y el humor es también una de esas facultades que los pequeños observan, escuchan, aprenden e imitan con mucha facilidad debido a lo bien que se sienten riendo, ¿quién no?. Según un estudio recientemente publicado en la revista Cognitive Development, los niños pueden desarrollar el sentido del humor desde los 18 meses, siempre que sus padres también lo manifiesten. Y esto lo notan los peques principalmente en los cambios de entonación de la voz de sus antecesores.

Al observar a familias que leían libros humorísticos a sus bebés, los investigadores notaron que los padres cambiaban su tono y modulaban sus voces cuando se trataba de hacer y decir bromas. Es sobre todo este cambio de tono de voz el que desencadenaba una sonrisa y posterior carcajada en sus hij@s. El efecto espejo también es sorprendente: “como una esponja los pequeños se sumergen en la atmósfera emocional: si todos ríen, entonces se reirán y lo contrario, si todos lloran, llorarán”. Haz la prueba: pero riendo no llorando (je,je,je).

Haciéndonos eco de esta precocidad, ¿debemos jugar con las palabras desde pequeñines para prepararlos a distinguir el doble sentido de las mismas? "De la misma manera que aprenden a caminar, podemos decir que los niños integran los códigos de humor. En realidad, el niño está en segundo grado de desarrollo incluso antes de poder hablar. En su mente, las palabras son objetos con los que juega. El sentido del humor ofrece una amplia gama de objetos llenos de diversión y bienestar que completa el discurso racional. La mejor edad para que los niños comiencen a entender que una palabra puede tener varios significados son los 6-7 años. Por lo tanto, es la edad ideal para presentarles la diversión de los cuentos, los juegos de palabras y las bromas de una manera más “seria”. No quiere decir que ya antes te encuentres con situaciones recíprocas de humor y bromas con tu pequeño (si no, ¡menudo aburrimiento!).

¿Los niños y los adultos nos reímos de lo mismo?

Evidentemente existe mucha distancia entre lo que es gracioso para nosotros, los adultos y lo que es gracioso para un niño. Con la misma broma, un adulto y un niño no le darán el mismo significado o no se reirán por las mismas razones. Los adultos vemos el raciocinio en el humor y el niño deja volar su imaginación, no es lo mismo el humor de Charlot que lo que ocurre en Shrek, pero nos reímos y pasamos un buen rato viéndolo.

En definitiva, los hijos van creando sus propios códigos humorísticos, que serán en mayor o menor medida similares a los de sus padres si interactúan y juegan con ellos, pero saber que antes de los 6 años, los niños toman las palabras literalmente, pero si juegas con los tonos de voz, sabrá desde el primer momento que se trata de juegos de palabras y humor (que empezarán a entender a partir de los 7 años).

Ríe, abraza, besa y genera una atmósfera de amor y siempre positiva para que tu bebé se desarrolle en el bienestar y armonía en la que los niños deben vivir muchos años.