Arrullo bebé orgánico

Arrullo bebé orgánico

11.99 19.95

Arrullo Algodón Orgánico

Arrullo para bebé hecho en 100% algodón orgánico.

La mejor opción para tu bebé. Su suavidad y forma de tipo capa envuelve a tu bebé con mucho amor y cuidado. 100 x 80 cm.

Protege la piel de tu bebé con las propiedades del algodón ecológico.

Completa loock con los baberos y Bodies de la sección 100% orgánico NaoNao de la marca Baby Bugz

Cantidad:
Añadir al carrito


¿Qué es el algodón orgánico?

El algodón orgánico es más suave y agradable de llevar,  respeta el medioambiente en todas sus etapas de fabricación, además de no perjudicar a las especies animales. Se diferencia por sus semillas no tratadas, totalmente libres de transgénicos, que respetan la biodiversidad. Además, sólo se utiliza agua de lluvia, no se emplea irrigación en su producción. Para el primer cultivo se exige hasta tres años de espera para que en la tierra no queden residuos químicos.

Los campos de cultivo de algodón orgánico están trabajados con tracción animal y están libres de maquinaria agrícola contaminante, lo que limita considerablemente el riesgo problemas de salud para los agricultores. Por otro lado, la producción de algodón orgánico se diferencia de otros tipos de cultivos en la no utilización de insecticidas, pesticidas sintéticos ni otros productos químicos. Sólo se emplean pesticidas y abonos naturales. Esto reduce el riesgo de alergias, sobre todo en bebés y niños pequeños.

El algodón orgánico se procesa sin tratamiento químico (entro otros, sin cloro) y se tiñe con productos libres de metales pesados. Una de las ventajas radica en el cultivo biodinámico, donde se producen distintos alimentos en las mismas tierras. El algodón orgánico no utiliza intermediarios, está producido por un número concreto de agricultores y familias. Existe un control total de todo su ciclo: desde el cultivo, pasando por la hilatura y su tejido. El algodón se produce sólo con los colores naturales de la tierra. No se aplican procesos húmedos a los tejidos, sólo el lavado.

El resultado final: tejidos completamente puros y biodegradables.